17 de diciembre de 2008

todos sabiamos que en chatran se murieron todos




Nuestra Ingeniera en Alimentos señala que "Todos sabíamos que en Chatrán se murieron todos"

y que

"todos los gatos se morían y los cambiaban por otro"

Esta fue su reaccion ante el post "Requiem de Quinoto"

Vamos a prescindir de sus servicios porque no tiene ninguna calidad humana y en el staff de este blog tenemos todavía algunas reservas morales.

Solo algunas, eh?

13 de diciembre de 2008

"Incluso los animales domésticos se entregan a extrañas actividades" Parte II

Muy Extrañas.
Muy.
Extrañas

Veamos:



Mas extrañas todavía:

12 de diciembre de 2008

Requiem para un Quinoto

Llegué a Ezeiza después de un viaje a San Francisco un domingo a las 8 am. Prendí el celular para avisarle a Tuki que había aterrizado

Estaba dormido. Y no esperando del otro lado de la puerta automática. Me puso de un mal humor innegable. Todo el viaje en taxi pensé en las conversaciones que habiamos tenido los días anteriores, haciendo trouble shooting de en donde había fallado la comunicación exactamente

Llegué. Todavía de mal humor. Llamé a Vivi para avisarle que había llegado bien, y para sacarme el mal humor.

Creo que no le pregunte como estaba. Primero “Como está Rati?”

Silencio.

“No te quería decir. Pobrecito. Apareció muerto en la puerta de casa”

Fue como una estaca directo al pecho.Lloré una hora sin parar. Los gatos que se morían eran los gatos de los otros. Los mios no. Estaba contando con 20 años de esta bola de pelos naranja sociópata


Rati había crecido lo suficiente como para transformarse en un gato hermoso que solo prometía volverse espectacular con el tiempo. Empecé este blog para escribir sobre él, y pensé que iba a tener material para las próximas décadas. Nunca pensé que no iba a llegar a escribir sobre él antes que se muera. Dejé de escribir, parecía absurdo.

29 de noviembre de 2008

De gatos pandilleros y locutores adictos

"Incluso los animales domésticos se entregan a extrañas actividades"

Mmmm.

Comparados con quien? Veamos



Mi parte favorita es cuando el locutor dice que los gatos en estado de extasis "cazan ratones imaginarios". ¿Como lo sabe? A mi me parece que estuvo comiendo hojas de hierba gatera...

28 de noviembre de 2008

Comida de Gato : Elías vs Rati



Para recapitular. Elías es el gato que nos adoptó a tuki y a mí. Como todo hijo primerizo, tenía miles de juguetes y demasiada atención.

Desde el primer día, además, comió comida de gato de primera marca. Mejor dicho, condimentaba su dieta de comida china con comida de gato de primera marca. ¿Hace falta aclarar que la comida del gato era más cara que la comida china?

Curiosamente, una de las carnes non-descript que venía con el chau fan no le gustaba. Vivi decía que si se oponía a comerla era por reservas morales, que lo frenaban de comerse un congénere.

Elías ya no era gatito cuando Vivi lo conoció. Algo de todo eso que comió hizo que se transforme en un puma. Sobre todo en comparación con Rati, que era tamaño playmobil. Pero eso no fué lo que notó Vivi. Se quedó muy impresionada porque...brillaba!

Inmediatamente le cambió la dieta a Rati y le compró la comida especial. Todos los días lo monitoreaba, y decía, sigue opaco.

Y me miraba como si le estuviera ocultando el secreto del brillo de Elías.

20 de noviembre de 2008

De noche, todos los gatos naranjas son Rambo

Una característica que parece ser común a los gatos naranjas es que creen ser Rambo.

Tenemos un perro negro caníbal. El perro está solo en el jardín de atrás de la casa hace mas o menos dos años. Como mordió a tanta gente, incluido Tuki, no interactuamos con el.

Cada tanto salgo y le explico “No sos un pet. Sos un security device”

Estábamos totalmente seguros que si alguna vez Quinoto se acercaba al perro, era copetin.

Un día Vivi mira para afuera y ve que Rati esta al lado del perro, tirándole zarpasos. El perro lo miró con cara de circunstancia. No les paso nada ni al perro ni al gato

Excepto alguna que otra distorsión en el autoestima de Quinoto.



Se envalentonó. Empezó a hacerle frente a todo el mundo. Pero no siempre le salió bién. Un día escuché un rati-grito que parecía que lo estaban degollando. Salí al jardín, y no estaba. Salió un gato ajeno corriendo

Media hora después, lo encontré petrificado debajo de una planta

Del susto...había perdido control de esfínteres. De la humillación, prefirió quedarse petrificado debajo del hibiscus. Si no lo hubiese agarrado del cogote estoy bastante segura que seguiría ahí.

29 de octubre de 2008

Cattus Ex Machina

Demasiado bueno para dejarlo pasar!

11 de septiembre de 2008

Agresión!



Recordemos que Vivi había puesto como única pero no negociable condición que el gato fuera naranja, y yo había salido con ese objetivo a la vida.

Pero enfrentada al hecho que había conseguido un gato naranja, además de negar que rati fuera gato, Vivi se atrevió a negar que rati fuera....naranja! El segundo día lo inspeccionó y decidió que tenia las patas marrones y que iba a ser marrón. Se podían decir muchas cosas de Rati. Pero que no fuera naranja....

Por ejemplo:desde el primer día Rati fue muy violento. De golpe, me acordé que una amiga había tenido un gatito naranja hermoso pero psicótico.

Hice una investigación online, y llegue a un articulo de The Royal Society que decía que los gatos naranjas son mas violentos que los gatos de cualquier otro color.

Cuando se lo mostré a Vivi, dijo que debería haber hecho la investigación antes de traer un gato de ese color infame.


Orange cats are strongly suspected to be more aggressive than non-orange cats (Pontier et al. 1995).


La acusación de traer este gato se alternaba con la acusación de no haber traido dos. Así se cancelaban entre sí.

En un blog me encontre otra cita

Something like 75% of orange kitties are male. (And nearly 100% of them are insane in some fashion. )

Interesante información post-facto. Rati nos agredía todo el tiempo. Nos mordía las manos, los pies. La cara si estaba especialmente rayado.

Y sin embargo, estábamos todos fascinados con él. Era un rockstar. La gente lo tocaba aunque sabía que iba a ser mordida.

3 de septiembre de 2008

An Engineer's Guide to Cats

Tengo que dejar de subir videos de Youtube, pero este era simplemente demasiado bueno

"Two professional engineers illustrate the proper care and practical benefits of cats. None of the cats, humans, or engineers were mistreated in the making of this film"

31 de agosto de 2008

Rati-Post




Desde el día que llegó Vivi le tomo idea. Lo primero que dijo fue eso no es un gato, es un proyecto.

Era tan chiquito que parecía una ratita, así que le deciamos Rati.

Al punto que todo lo relacionado con el tenia prefijo Rati. Quinoto era Rati, o Rati-pu. O Rati-mau. Pero ahí no terminaba la historia

Rati pasta: comida tipo paté para gatos. Apestosa. Le encantaba, y después se negaba a comer las rati-piedras.

Rati piedras: comida para gatos, pero seca. Mucho mas sana para Rati, pero despreciada vilmente. Así terminamos comprando toda la provisión de rati-pasta del pueblo, y se tuvo que acostumbrar.

Rati check: Donde esta Rati?

Había que hacer varios rati-checks por hora. Era diminuto, muy facil de perder de vista. Y además, como todo gatito chiquito, vivía escondiendose. Estaba fascinado, por ejemplo, con meterse en el hueco al costado del horno. No se como no termino cocido.

En realidad, sí se. Casi nunca usamos el horno.

27 de agosto de 2008

Quinoto: rata naranja versión 1.0



Primero vino Quinoto. Quinoto fue el el final de la odisea de conseguir un gato naranja para Vivi. En 20 años no habíamos vivido ninguna etapa sin gatos, y su ausencia era dolorosa y anormal.

Y prolongada por el hecho que el gato nuevo tenia que ser...naranja.

Había buscado gatitos naranjas por todas partes, cuando una amiga de Tuki avisó que una gata naranja de unos amigos hippies había tenido gatitos. Fuimos juntas a verlos.

Lo de hippies no era un eufemismo. Realmente, eran unas 15 personas que compartiendo un edificio, sin gas ni electricidad ni reglas de sociabilidad occidental. Yo había llevado el transportador de gatos de Elías y cuando llegué los hippies que estaban me miraron como si hubiera traido una picana electrica. Decidí llevarme uno solo para que uno de ellos tenga la oportunidad de llegar a adulto e ir a la universidad.

Los gatos estaban sueltos en el patio. Eran pelotas naranjas de 10 gramos.

Los hippies decían que tenían dos meses. Pero creo que el tiempo pasa diferente para ellos, porque tenían semanas, y se prendian de la mamá. O mejor dicho, las mamás. Había dos gatas dando vueltas, y los gatitos iban y venían entre una y otra. La única pista sobre la madre biológica era que una era gris y la otra naranja fosforescente.

Llame a Vivi, para preguntarle si quería un gatito naranja diminuto. Su respuesta fue que si eran tan chiquitos, mejor traiga dos, así juntaban masa crítica. Los miré a todos con detenimiento, y traje al gatito mas independiente de todos. Hicimos un terrorífico viaje en Taxi. Seguido de un terrorífico viaje en tren, en el que para que se sienta mejor, le dimos un pote de Yogur. Terminómetiendo la cabeza en el, pero se calmó un poco.

Acá hay un video del segundo día, cuando estabamos todos idiotizados porque no podíamos creer que teníamos gato otra vez. Si se le podía llamar gato a Quinoto, lo que era disputable. Y disputado.


20 de agosto de 2008

de los gatos y los peligros con electrodésticos

No solo hay que tener cuidado con los microondas
Encontré una página increible que nos advierte de otros peligros

DIXIT

los escondrijos!
"Algunos gatos se esconden en los electrodomésticos, lo cual son muy peligrosos para ellos. Antes de usarlos es conveniente revisarlo, no se pierde tiempo ya que después podrás estar tranquilo y además te ahorrarás muchos nervios y situaciones desagradables."

Como por ejemplo, darte cuenta que el gato cree que tu flamante máquina panificadora es una nave espacial y el es un astronauta, como en la foto.



Este es papin. En realidad es la versión 2.0 del gato naranja. Todavía esta en beta.

Según nuestra experta ingeniera en alimentos, los gatos son mas peligrosos para los electrodomésticos, que el caso contrario. Nos advierte: "Un día te querés hacer un pan y te queda mitad cocido y la otra mitad crudo porque el gato se comió unas resistencias".

En realidad el pan de la máquina panificadora sale siempre crudo. Así que nada de injurias al gato

23 de julio de 2008

el gato no soporta...

Un clásico
no se como no se me ocurrió postearlo antes



En la familia ya es parte del inconsiente colectivo
el gato no soporta :
la castración
la vacunación...

28 de junio de 2008

Quizás el más divertido video de gatos de YouTube

Es violentamente gracioso.
Me duele el esternón de tanto reirme.
Los primeros veinte segundos (aburridísimos) no te preparan para lo que se viene. O, quizás, sí.

Comida de gato. parte II. El león omnivoro

Seamos honestos. Los gatos comen un poco de todo lo que les interesa, y no hay mucho que podamos hacer al respecto. Es un tema de conversación apasionante entre los dueños de gatos, en el cual incluso pueden participar los civiles. Alto en la lista están el pescado y el pollo, pero el queso blanco y el yogur. Las aceitunas también.

Cuando adoptamos a Elías tuvimos todas esas conversaciones. Entre ellas, la de las aceitunas. Todos los dueños de gatos tarde o temprano escuchan este mito.

El mito de que las aceitunas son afrodisíacas para los gatos. Alguien, en una cena de pizzas comentó que en realidad eran energizantes, en realidad. Como prueba, le dieron 3. Elías era chiquito en ese momento. Con esa dosis, nos saltó encima sin parar hasta las 4 am.

Hoy con Tuki tuvimos una lucha libre. Yo estaba comiendo ensalada y Tuki estaba comiendo carne. Elías queria probar todo. Terminó siendo una pulseada para ver si comía más rúcula/zanahoria/papa/remolacha o vacío a la parrilla. Empatamos. Sorprendente, no?

Como Racing.

Ah, Tuki es de Racing, así que debo haber quedado con ganas de pelear un poco más.


23 de junio de 2008

the naming of cats, and tukis

Valga la aclaración: este post es medio retardado. Te tienen que gustar mucho los gatos y tenés que tener paciencia para los posts retardados.

Consider yourself warned.

Lo de decirle Tuki también empezó con un gato.

Mi amiga Barbarella tuvo un gato muchos años, y como muchos gatos, su nombre se fue metamorfoseando:

julian, julión, mulian, muli, mausuleo, chukiti mukiti tukiti poo y tuki

Los nombres eran intercambiables.

Pero tuki fue el que me robé.

Para los obsesivos: Tuki se pronuncia rápido, acentuando la u, con una sonrisa, y con voz de nenito. Tuki puede ser usado para muchas cosas encantadoras.

Valga una segunda aclaración. Yo también soy tuki. Pero Elías, nuestro gato, no es tuki. Raro, no?

25 de mayo de 2008

The naming of Cats. parte II

Estaba en plena cacería de un gato naranja para casa cuando Tuki me sorprendió manifestando serias intenciones de adoptar un gato.
Tuki es mi media toronja. Siempre habíamos hablado de tener un gato y siempre habíamos llegado a la conclusión que era demasiado complicado. No estaba nunca en su casa. Tenía pensado empezar un Phd pronto, en otro país.

Yo me comprometí desde el principio a adoptar al gato cuando se fuera. Si se iba. Que se fuera y que adopte un gato eran temas de conversación, mas o menos vagos, como viajar a st peterburgo o a praga. El quería un gato negro con patas blancas y lo iba a llamar Bismarck. El capricho había salido de haber leído demasiadas veces El tambor de hojalata de G.Grass
Me lo había leido en voz alta en una de nuestras primeras salidas.

Les copio unas lineas:

"Érase una vez un músico que se llamaba Meyn y tocaba maravillosamente la trompeta. Vivía en el cuarto piso, bajo el tejado de un inmueble de pisos de alquiler, mantenía cuatro gatos, uno de los cuales se llamaba Bismarck, y bebía de la mañana a la noche una botella de Ginebra. Esto lo siguió haciendo hasta que la calamidad vino a hacerlo sobrio"


Debería haber sospechado de las intenciones del Universo cuando lo del gato se concretó. De un dia para el otro, me pidió que lo acompañe a ver un gatito.

Lo fuimos a ver. Era todo gris y juguetón y lindo. Lo adoptamos poco tiempo después.
La foto es del día en que llego. Atrás esta el masajeador de los abuelos de tuki. Desde el principio ese gatito tuvo adicción a los cables de baja tensión.



Sobre como se iba a llamar estuvimos discutiendo sin parar. Los niveles de intransigencia llegaron cerca de aquellos de las peleas en el videoclub, en las que yo termino insistiendo por musicales y el por "la monja asesina biónica". Todos los inocentes bystanders en esos momentos fueron sometidos al referendo. No se podía llamar Birsmarck, porque no era negro con patas blancas.

Con mis amigas habíamos llegado a la conclusión unánime que el gato se tenia que llamar Sergio Dennis. Si. Sergio Dennis. Me sigue pareciendo un nombre excelente para gato.

Otras alternativas que llegaron al ballotage fueron, pero es mejor ponerlas en forma de diálogo.

Como se llama el gato?
1) "que gato"
2) "yo no veo ningun gato"

Claramente, si ganaba la opción 2 le diríamos "yono"

Tuki quería que se llame Goldstein. Nunca me cerró, pero el gato iba a ser ligeramente mas suyo que mío. Se termino llamando Elías Goldstein. Llegó al hogar con unos dos meses y medio, adentro de la caja de una plancha. Todavía lo tenemos, todo el mundo lo ama.

17 de mayo de 2008

"Comida de gato"

No se por qué le decimos comida de gato a eso que le damos de comer a nuestros gatos de manera intermitente entre darles tantas otras cosas que los gatos claramente prefieren y de las cuales probablemente terminen comiendo cantidades mayores relativas.

Propongo terminar con la hipocresia de decirle al alimento balanceado comida de gato, cuando obviamente se trata de ligeros snacks que comen entre comidas reales. Probablemente directamente de nuestros platos, sentados encima de la mesa de comer.

Cuando eramos chicos en casa, vino un invitado sueco. El creyó que era bastante impresionante que nosotros corrieramos por todos lados sin parar. Para lo que seguramente no estaba preparado fue para los dos gatos sentados firmes encima del mantel de lino guardado para invitados especiales, esperando su parte de la cena.

No volvimos a verlo.

Gatos que hablan: la verdad de la milanesa

Hace mucho que no posteo, ya se

Como compensación, un par de videos graciosos. Todos queremos saber que dicen los gatos como maullan, no? esta es la respuesta!



y su traduccion:

1 de mayo de 2008

Desvío: Fidelio y el dilema del gato naranja.

El luto de despedida de Lauro fue tremendo. Era la primera vez en 20 años- desde que tenia conciencia, que no estaba Lauro en casa. Y era la primera vez que no teníamos gato.
No había gato en casa, así que no era casa.

Sabíamos que íbamos a tener otro gato. Cuando pasaron unos meses, empezamos a pensar que íbamos a hacer.

Acá tengo que tomar un desvío canino. Teníamos un perro. Akita, lo que quiere decir para los que no lo sepan un perro japonés parecido al siberiano con ojos oscuros y mas musculoso. Ya habíamos tenido uno de esta raza, encantador pero escapista y mujeriego.
A ese se lo robaron porque era más bueno que Lassie.
Después vino Fidelio.
A Fidelio nos lo entregaron en comodatto. Una criadora lo usaba solo de semental, lo tenía en una jaula.
La antigua dueña tendría acceso ilimitado y gratuito al perro con fines reproductivos (no personalmente, mind you). Nosotros nos comprometíamos a no lucrar con el de esa manera.

No estamos seguros si lo metieron en una jaula porque era si, o se puso así porque lo metieron en una jaula, pero Fidelio llego a casa con algunos trastornos. Para empezar, uno estético, bastante grave: se había mordido la propia cola hasta dejarla pelada, lo que daba un aspecto bastante extraño de hermoso perro de raza con cola de rata.
Cuando dejo de ser cachorro, se volvió una maquina de morder extraños, lo que termino aislándolo en el jardín trasero. Es como casa tomada, jardín tomado ahora. Cada vez que vienen visitas hay refuerzo de seguridad. Cada vez que viene el jardinero, es una operación mas parecida a alcatraz, en la que perro y civiles deben estar siempre a dos puertas de distancia.

El tema entonces era que estábamos pensando en tener un gato nuevo pero no sabíamos si iba a sobrevivir un encuentro con el dragón.
Vivi entonces empezó con la cantinela que quería un gato naranja. La melancolia venia de esa gata naranja original, que apareció y desapareció tan rapido.

Cada vez que le decían que tenían un gatito para ofrecerle, vivi inevitablemente preguntaba:
- Es naranja?
- Emmm. No

Suspiraba decepcionada.
Habían pasado unos 6 meses de la muerte de lauro. Yo estaba buscando trabajo (proceso tedioso si los hay, deberían pagarle a uno por hacerlo). Me puse en campaña para conseguir un gato naranja, dentro de lo posible, antes de Navidad.

23 de abril de 2008

Pituto, sesión de Fotos



Para que lo conozcan: un par de soberbias fotos del soberbio gato pituto. Ese del primer post. El de mis padres en Australia.






Yo no saqué estas fotos, en parte porque no había nacido. Las sacó papá. Estoy segura que había muchas mas, pero estas son las que se salvaron del incendio. Ese incendio, el que sobrevivió lauro. Presten atencion, gente!

21 de abril de 2008

Lauro no quiere morir. Reloaded

Estaba trabajando en la tesis y Lauro se deterioraba rápidamente, lo que fue medio una carrera desaforada para ambos. Bastante competitiva. Lauro se agarro una artrosis galopante que le quintuplico el tamaño de una de las piernas traseras. Ahora estaba ciego y arrastrando una pata que parecía de jamón serrano. Pronto empezó a parecer un gusano-topo. Lo que no se le debilito en lo mas mínimo fue la voz. Empezamos a “transportarlo manualmente” adonde fuera que quisiera ir.
Cuando estaba trabajando en los últimos borradores, subió la apuesta.
Ese invierno, se hundió el pozo ciego de la casa. Era un agujero bastante importante.
El gato estaba acostumbrado a estar afuera un par de horas por día, pero no me parecía cauto, rengo y ciego como estaba, dejarlo salir. Era tentar al destino.
Ahí entra vivi. Vivi es mi mama, pero a veces es vivi el personaje.
Decidió que el gato, pobrecito, tenía que estar en el “solarium”. Lo deposito manualmente, y después se fue a hacer otra cosa y se olvido.
El gato, por supuesto, se cayó en el pozo ciego.

Y sobrevivió.

Si. Tres personas participaron en su rescate. Estaba intacto, excepto por su dignidad. Sobrevivió meses después de eso. Su decrepitud no necesita ser contada, porque fue muy triste. Pero hay que mencionar que fue bastante mas larga de lo que parecía. Tanto que parecía que no iba a morirse, que era parte de la pantomima.

Vivió como un mes quieto debajo de la estufa. Le dábamos de comer nosotros.
Como no veía nada, pero hambre tenía bastante, había que tener cuidado porque mordía con bastante potencia cuando sentía olor a comida. A vivi y a mi hermano les infecto la mano. Inventaron un sistema con escarbadientes para alimentarlo.

En esta foto, le estoy dando una galletita. Me mordió en el proceso. Se había vuelto adicto al cereal cuando estudiabamos juntos en la cama.



Entregué la tesis. Un mes y medio después tuve la nota, pero Lauro había decidido que este mundo ya había tenido suficiente tiempo para escucharlo.

18 de abril de 2008

Lauro no quiere morir



En “el manual del cuidado del gato” hay una curva. Muestra que edades humanas corresponden a que edades felinas. No hay ningún número mágico multiplicador, es muy variable. Si no me acuerdo mal, los dos primeros años humanos eran el equivalente a 15 años del gato. De los 19 a los 20 años humanos, ya contaba menos.
Lauro vivió 20 años. Ingresó al hogar en el 87. Y en el 2000 empezó a morirse. El proceso duró 7 años.
Parece una exageración morbosa. Pero no.
Dejen explicar.
En el 93, nuestra casa se incendió. Lauro sobrevivió. Fue el único de 3 animales que estaba ahí cuando volvimos a la casa con las paredes negras.

En el 2000 Lauro contrajo el síndrome urinario felino. FUS. Es bastante común. Estuvo en la veterinaria varias veces en situación crítica. De todas salió airoso, como si hubiera pasado un muy merecido día de Spa.
La comida para gatos con FUS es más cara que el caviar. Es difícil de conseguir. Y en ese momento teníamos otros dos gatos.
Acá viene una teoría: donde hay más de un gato, habrá más necesidades alimentarias que gatos. Esta teoría, mutatis mutandis, creo que aplica también para el shampoo.
Pero volviendo a la comida para gatos con FUS: los dos gatos sanos la preferían ampliamente a la genérica. Lauro, por supuesto, prefería la genérica. Al que le daba lo mismo cualquiera de las dos…era al perro.
Bueno, Lauro no se murió de FUS. Se curó solo. No sabemos como. Pero no tuvo más episodios.
Eso no significa que dejo de morirse. Nada de eso. Cambio solamente de modus operandi porque se dio cuenta que el FUS ya no nos llamaba la atención.
Mientras tanto, yo empecé y termine la facultad. Lo único que discutí seriamente con ese gato fue que no se muriera antes que entregue la tesis, porque no sabía si podría soportarlo.
Empezó a quedarse ciego. Se chocaba con las paredes, caminaba en círculos. Los otros dos gatos, mucho más jóvenes, que teníamos se aprovechaban de eso y lo cascaban.
La venganza igual fue de Lauro, eh. Los sobrevivió a ambos.

25 de marzo de 2008

Theo

Voy a cambiar un poco de gato.

Theo irrumpió en el departamento de palermo de mis tíos. Irrumpió porque no eran, exactamente, "cat people". De gatito Theo fue un poquito agresivo: mordisqueaba un poco, arañaba un poco. Mas notoriamente, era adicto a la goma. Lo operaron una vez (casi dos) por comerse ojotas. Despues que se les pasó el susto por el gato, y vieron la factura de la operación, mis tíos tuvieron mas cuidado en dejar objetos de goma al aire libre.


Pero fue aún mas notorio por haber mordido sistematicamente a prácticamente todas las mujeres de la familia. Incluida a mí. Dos veces.

Un antropólogo se divertiría inmensamente con esta práctica de dejar al gato morder para aumentar la camaradería familiar. Un psicólogo se divertiría aún mas. Pero nada de eso va a suceder.


Theo empezó mordiendo una enfermera, y despues pierdo la cuenta de exactamente en que orden siguió mordiendo. Pero mordió a su dueña (dos veces), a mi prima, a mi hermana (creo que también dos veces), a una cosmetóloga insuspecta, a la empleada de mi tía, y seguro que me estoy olvidando de alguien!

Y sin embargo, todos queríamos a ese gato.




Este gato aterrorizó a muchos y obligó a organizar mucho de la vida de mi tía a su alrededor. Este gato tenía un veterinario común y un veterinario homeópata. Si. Theo, para mejorar sus problemas de sociabilidad con las mujeres de la familia, tomaba flores de Bach. Le encantaban. Sospecho que como no sabía cuanto costaban, no le hacían ningún efecto.

Theo convivió con Mimí. Sobre esa relación escribo el post que viene.

22 de marzo de 2008

Advertencia

Llega la pascua, y en algunos países del mundo, algunas personas, por alguna razón, disfrazan a sus gatos de conejos de pascua. Esto no solo humilla a los dueños de dichos gatos, sino también a los propios gatos.

Los gatos del mundo nos piden que disfrutemos esta fiesta responsablemente.

Las próximas imágenes no son aptas para almas sensibles, pero sirven de advertencia: Aún si logra disfrazar a su gato (y salir ileso), el gato NO COOPERARÁ para las fotos! no insista!


21 de marzo de 2008

The naming of cats is a difficult matter


T S Elliot dedicó un libro entero de poemas a los gatos, The old possum´s book of practical cats (1981). Sobre ese libro, Andrew Lloyd Webber creó el musical Cats. Entre los poemas del libro, Elliot señala que los gatos deberían tener por lo menos 3 nombres: uno para todos los días, un nombre único, y uno que solo el gato conoce. El poema entero esta acá. Para los verdaderos fanáticos, el libro entero esta acá.
Lauro tuvo más de un nombre y múltiples etiquetas. Laurita, Lauro, El gato Lauro.
Pero también "el hermono" (contracción de hermoso minino)
"problemas mentales" (aunque dentro de la casa, la tenencia de la etiqueta fue siempre bastante disputada)
"el último emperador".
Valga la aclaración, el gato lauro no respondía a los llamados y todas estas etiquetas tenían mas que ver con necesidades internas de comunicación de la familia, al estilo de "¿Alguien vió a problemas mentales?" o "¿El hermono ya comió?"
Lauro convivió con varios gatos. Vale la pena notar un pattern de los nombres de los otros gatos: "gato blanco", "gato negro", "gatito gris".

Los dos últimos gatos trataron de tener nombre. Fido y Pitu. No persistieron.

Lauro era barcino (parte rayado, parte blanco). No estoy segura si fue eso que lo volvió inmune a la epidemia de nombrar a los gatos por su color, pero mientras vivió, ningún otro gato mereció nombre propio.

19 de marzo de 2008

Caracoles



Para los que se quedaron con el tema de los murciélagos y las traducciones… un dato de color: en italiano, Batman es ….el Uomo pipistrello!

17 de marzo de 2008

La inmarcesible belleza del gato Lauro

Al principio, hubo una gata naranja. Es uno de los pocos recuerdos que tengo de los 4 años. La gata naranja, a la que nos referiremos como "gata naranja" apareció un día en la puerta de nuestra casa y nos adoptó inmediatamente. No compartía ninguna de las características que muchos años mas tarde se atribuyen a los gatos de ese color (el 70% de los gatos naranjas son machos, por ejemplo, pero el tema del color naranja es mucho mas interesante dejarlo para otro post).

La gata naranja, aunque duró poco, tuvo alto impacto. La tuvieron que operar. Tuvo un embarazo ectópico (del que me acabo de enterar, chequeando con las fuentes primarias). Murió en la operación de Peritonitis.
En vez de hablarme del ciclo de la vida y como los leones se mueren y se transforman en el pasto que comen los antílopes (era el año 86, mucho antes que el Rey León)...me dijeron que la gata naranja "se había encontrado en la veterinaria con sus dueños originales y se había ido a vivir con ellos" (SIC)

No se en que estaban pensando mis padres, y yo bloqueé de mi memoria todo el shock post-trauma de abandono. Pero en ese momento, dejé de ir al Jardín de infantes.
Lo único que consiguió que vuelva fue otro gato.

Lauro llegó en moto a casa, traído en una bolsa de plástico. Papá era médico pero de alguna manera obvió que algunas reglas de la medicina se trasmiten bastante literalmente a la veterinaria. Lauro sobrevivió. Sobrevivir sería su marca registrada durante 20 años.

Valga la aclaración: Lauro fue llamado Laurita durante los primeros 6 años de su vida. Cuando lo trajeron, yo tenía 5 años y estaba en fase feminista rabiosa. si iba a ser mi gato, iba a ser NENA.

El gato Lauro fue una constante, el único bajo continuo en el concierto de jazz que es pasar de los 5 a los 25 años. Tengo material para rato con él, pero no vamos a dejar algo para mañana.
Para aquellos que no sepan que significa inmarcesible, la definición esta aqui

The end is near

Para compensar por la falta de posts el fin de semana, un poco de humor felino-apocalíptico

14 de marzo de 2008

Prehistoria felina; Pituto

Voy a empezar por la prehistoria. La mía, por lo menos.

Mis padres se conocieron, se casaron, y se fueron a Australia. En un período de 3 meses. Es una historia para otro post (u otro blog). Lo que viene al caso fue que sus vecinos australianos tenían un gato siamés Lynx-point. Eso significa en criollo que era un siamés con las extremidades y las orejas rayadas, sin duda producto de algún desliz inadvertido de algunos siameses muy bien capitalizado por sus criadores.

Mi madre le dio tantas veces de comer los camarones de su comida china que el gato replanteo su contrato social con las personas con las que vivía. Los vecinos australianos, gente práctica, aceptaron que no tenían interés en contraofertar los camarones y el gato cambió de “dueños”.

Pituto fue el primer tirano felino familiar del que tengo registros históricos. Entre sus hazañas, conseguió que le compren varios tipos de comida en lata, que por alguna razón se abrían todas a la vez y el gato no se dignaba a terminar. Ese gato fue el hijo primogénito en cierto sentido, por lo menos hasta que nací. No vino con mi padre y mi madre embarazada de mi a Argentina porque sospecharon que no sobreviviría el vuelo transpolar.

13 de marzo de 2008

Cats in the Belfry: Apología del robo inicial que sera subsanado con el tiempo

"Cats in the belfry" es el titulo de un libro que estoy robando desfachatadamente . Es a la vez un robo a "bats in the belfry", expresion que se traduce mejor (no como traducen las películas, aunque tampoco tenga nada que ver) como aquella persona a la que "le faltan jugadores/tornillos/caramelos en el tarro". Al que le dé curiosidad el tema de los murciélagos, la explicacion esta aquí.

Tener murcielagos en el campanario no me parece tan ingenioso. Tener gatos, however, tiene mas sentido, porque hay gatos involucrados en la cuestión.

Aquellas personas que creen que no les gustan los gatos no lo saben, pero esta especie ha logrado el sistema de dominación mas sofisticado y económico en violencia conocido hasta ahora. Que nosotros no sepamos que sucede, o como lo lograron y lo logran es solo testamento de la sutileza de su poder, y de nuestra inferioridad socio-política. Lo único que lleva a cierto equilibrio es el balance de poder entre los propios gatos (cuando saben que existen otros gatos. El gato que cree que esta solo en el Universo cree que es el amo del Universo).

Voy a escribir sobre gatos porque me parece menos tedioso y redundante que escribir sobre política, y porque creo que vamos a entender mas de política leyendo sobre gatos. Aquí voy a plasmar algunas de las relaciones dialécticas humano-felinas que me toco vivir y observar.