28 de junio de 2008

Quizás el más divertido video de gatos de YouTube

Es violentamente gracioso.
Me duele el esternón de tanto reirme.
Los primeros veinte segundos (aburridísimos) no te preparan para lo que se viene. O, quizás, sí.