25 de febrero de 2009

Cualquiera

Hoy tuve una conversación interesante/idiota con la renstituida ingeniera en alimentos de gatosenelcampanario, que quiero compartir con ustedes

CZeta: tengo que comprar piedras para el gato
SPoo: No apedrees al gato!

Estas son algunas imágenes altamente relevantes:



21 de febrero de 2009

¿Quien controla a Elias?

Le abrimos un perfil de facebook a Elías. No se por qué. Nos pareció gracioso.

Información personal

Actividades: Dormir

Intereses: Dormir

Películas favoritas: The Truth About Cats And Dogs

citas favoritas:

"Cats are smarter than dogs. You can't get eight cats to pull a sled through snow"

“Dogs have Owners, Cats have Staff.”

Acerca de mí: soy demasiado lindo!

Ya tiene 18 amigos. Le abrímos una cuenta con una variación de su apellido, porque ya había una cotorra que se llama Elías Goldstein

No me creen.

Ok



Hace poco alguien me preguntó quien controla a Elías. Me pareció una pregunta absurda. Nadie controla a los gatos, eso lo sabe todo el mundo. Después aclaro que hablaba del perfil. Mi pobre interlocutor por un momento creyó que quería hacerle creer que Elías se sentaba con la laptop y le tiraba ovejas a la gente...

16 de febrero de 2009

El gato Volador

Un día Tuki me llama todo contento porque compró pasaje.

Y en la misma frase, sin buffer "Y me llevo al gato!"

Elías solo conocía el departamento, la veterinaria, y los dos metros de calle en el medio de ambos. Odiaba ser transportado (ODIABA). El ascensor ya lo ponía histerico. Absorbí la noticia con amargura. Era cierto que tuki iba a estar solo en un Estado sureño republicano kukluxclánico e iba a necesitar mas de la protección de Elías que yo...pero el trato era que se quedaba conmigo!


En el medio de los felices preparativos de tuki (y de elías que estaba fascinado con las valijas y las cajas abiertas) llama a Delta para saber los requisitos para que el felino viaje

Acá está jugando con su transportador a que es María Antonieta



Faltaban unas dos semanas para el viaje. Era un viernes. Llamé a tuki para ver en que andaba. No contestó. Llame a la casa, tampoco. Llamé a la madre, tampoco (!)

Estaba bastante sugestionada, y fui directamente al departamento. Lo encontré totalmente destruido/lloroso. Por un momento pensé que había pasado algo terriblemente malo.

No me quería decir que le pasaba. Al final, escupe "el-ga-to-no-pue-de-via-jar"

Estaría enfermo? le faltaba alguna vacuna??

"ESTÁ DEMASIADO GORDO"

La situación era delicada, pero tuve que contenerme para no reirme

Delta Airlines exigía que el gato pese 5 kg, y elías pesaba 6.5 kg (ya sabemos, un cachorro de ovejero alemán). Viajaban en dos semanas y era bastante obvio que no importa lo agresiva que fuera su dieta, no había manera de hacerlo bajar el peso en ese tiempo

Para calmarnos, y para hacer algo, llamé a Delta Airlines

Luego de mucho forcejeo con voces electrónicas llegué a una voz humana operada por un humano. Mi mejor estimación es que era cubano.

Le pregunto por "el kilo de sobrepeso" (claramente no era estratégico asumir que eran un kilo y medio, no les parece?)

Aparentemente no era el tipo de preguntas a las que estaba acostumbrado.

"Va a depender de la balanza donde lo pesen"

La respuesta fue digna de Buda. Pero yo estaba buscando algo mas cercano al pensamiento lineal de occidente, al estilo que nos den la opción de pagar sobrepeso.

"Todas las balanzas están calibradas distintas, pueden pesar al animal y que diga 3 kilos o que diga 10 kilos"

Corté la conversación a esa altura. Era obvio que no iba a sacarle ninguna respuesta razonable.

A los 10 minutos, mas calmado, llama tuki. Llega a la misma persona. El karma es muy poderoso. El operador, si no nos acordamos mal, se llamaba roger gonzalez, y en seguida se dio cuenta que se trataba del mismo tema, y que no lo ibamos a dejar en paz

Trató de empezar con su ponencia budista de nuevo, pero con tuki el horno no estaba para bollos.

Se dió cuenta.

Finalmente llamó a alguien que conocía a alguien, y escupe otra parte del reglamento: el gato mas su transportador no tenían que pesar mas de 9 kilos

El transportador de Elías era liviano, asi que sabíamos que llegaba bien con el peso.

Le agradecimos a Roger y lo pusimos a Elías a dieta.

Al final no lo pesaron nunca. Viven juntos felices y yo los saludo por webcam.

Todavía no disminuye mi incredulidad ante la situación y le hablo a todo el mundo del tema. He descubierto que es un tema bastante fructífero de conversación que me permite evitar hablar de la relación a distancia o el trabajo.

14 de febrero de 2009

Fuera de Radar



Vivi se iba de vacaciones y me ofrecí para cuidar a Papín

Sabía que iba a protestar encerrado en el departamento, sabía que había chances que no duerma ninguno de los dos de noche. Papino estaba acostubrado a salir por los techos toda la noche y volver a dormir la mona a las 7 am. Tenía habitos de bachelor. Pero no me pude resistir.

Vinimos en auto, lloró todo el viaje. Lo soltamos cuando llegamos, y se escondió detrás de un sillón. Con vivi armamos su baño, su comida. No debemos haber tardado mas que un minuto. En ese minuto, el gato desapareció.

Lo buscamos por todos lados. Lo llamamos. Nada

Había una ventanita a dos metros de altura, que estaba abierta. Preferí ni pensar que se había escapado. Salimos a la calle a ver si lo veíamos, nada.

Volvimos al departamento, ni rastro de papín. Vivi se fue, ninguna de las dos sabía mas que hacer

Tenía clase de tango, a la que no fuí. Quería hacer materializar a papín solo con el poder de mi mente, y para eso tenía que concentrarme. Era domingo, y no se me ocurrían mejores alternativas. Eran las 4 de la tarde.

A las 6 de la tarde era bastante obvio que el poder mental no estaba funcionando. Armé unos carteles ridículos y los pegué en los ascensores:

gatito naranja
perdido hoy

si lo ves, por favor llamá a ...

Para empeorar las cosas, había una murga a la vuelta. En febrero se instalan en este barrio, y tocan batucada durante horas. Si el gato estaba adentro del departamento, el ruido solo iba a agregar a su pánico

Revisaba los mismos lugares, mecanicamente.

Alrededor de las 8 de la noche, con mucha angustia, empiezo a sacar los zapatos del ropero uno por uno.

Adentro de una caja de zapatos, muy ordenado...estaba papín.

No quería salir de su caja de zapatos. Cada vez que lo sacaba, volvía a entrar. Saqué los carteles ridículos de los ascensores. Espero que no los haya visto mucha gente.



Papin estuvo adentro del ropero hasta la medianoche.

Después se animo a salir, recuperó la capacidad de habla, y lloró como un marrano hasta las 5 de la mañana. Tant pis. Mejor gatito en mano...

2 de febrero de 2009

Vocación animal

En este momento tenemos dos animales viviendo con nosotros: Fidelio y Papín

No solo se envidian las respectivas comidas, sino los destinos. Fidelio es un akita inu, un perro negro enorme.

Papín es un gatito naranja.

Fidelio es un dispositivo de seguridad, pero le gustaría ser una mascota de interior

Papín es una mascota, que intentamos mantener inutilmente en el interior, que en realidad tiene vocación de dispositivo de seguridad

Hay algunas razones por las cuales Fidelio no puede ser un "pet". Como morder indiscriminadamente e intentar matar a tuki. Pero le encantaría. Le encantaria vivir adentro, dormir en nuestras camas y que le rasquemos la panza.



Existen varias razones por las cuales Papín no puede ser un dispositivo de seguridad:
mide 25 cm de largo, pesa medio kilo, y nadie le tiene miedo. Eso no lo detiene de creer que es un doberman aterrador, y sale a defender las premisas. Por alguna razón, cree que es del mismo tamaño que Fidelio.



Vuelve todo cubierto de pequeñas cicatrices. Hace grandes operetas de ataque con otros gatos por los techos a las 3 de la mañana. Lo castramos a ver si se transformaba en un pequeño gatito de interior, pero por ahora el color naranja le viene ganando al declive hormonal