14 de marzo de 2009

El retorno del gato pródigo

Papino volvió a su ambiente natural. Fue muy emotivo para todos. Creo que papino se había convencido que lo habíamos mudado a un departamento para siempre porque se portaba mal.

Lleva una semana de vuelta en casa. Parece que el retorno a la vida silvestre no le está sentando bien. En los primeros días de libertad ya volvió una madrugada con un ojo en compota, y hoy me llego este mail de vivi:

Anoche me quedé trabajando como de costumbre en el comedor diario hasta altas horas y en el silencio de la madrugada escuché un violento splash en la pileta de los vecinos como si hubiera caído un meteorito. Luego otra vez silencio. A los 3 minuto levanté la vista y encontré a papin hecho sopa sentado en la silla a mi lado con cara de "qué habrá sido ese estruendo".

Tuvo la insolencia de hacerse el guapo mientras lo regañaba y lo frotaba enérgicamente con una toalla (hay pocas cosas más fieras a la vista que un gato pasado por agua).

Este evento hizo caducar automáticamente el salvoconducto de libertad responsable y por fin me convencí de declarar toque de queda bloqueándole todas las salidas al exterior. Rezongó (sin convicción) al advertir que no podía salir ni siquera por mi ventana y que me hacía la distraída como si no comprendiera sus reclamos y al ratito saltó a mi cama!!!

se acomodó sobre mi panza!!! No se bajó de la cama hasta las 10 de la mañana, me obligó a dormir en los márgenes hecha un tirabuzón.

Si en su momento hubiera sabido aplicar toque de queda con ustedes la historia sería muy diferente.

2 comentarios:

  1. Papino hace las veces de acquacat. Pensé que a los gatos no les gustaba el agua.

    Definitivamente es un gato muy particular.

    SPoo

    ResponderEliminar
  2. Papino tiene actitud pero se sabe ubicar (literalmente)

    ResponderEliminar