9 de septiembre de 2009

Los gatos y el agua

Se supone que los gatos odian el agua, pero no es cierto. A los gatos no les gustará mojarse pero tienen una relación de fascinación incontrolable por el agua. Como son gatos cada fascinación es individual y no admite intercambios. La única otra especie que conozco con tal manía sobre el agua son los franceses.

El lector de gatosenelcampanario se sonríe y piensa "Que franceses maniáticos".

Le pido al lector que tome nota del hecho que no solo se trata de una nación que ha logrado que las conversaciones sobre el gusto del agua sean normales y no un síntoma de locura. Además logró contagiar el fenómeno a terceros y exporta esa substancia que cae gratis del cielo con interesantes márgenes de ganancia a otras partes del mundo.

Volviendo a los gatos y el agua que nos estábamos descarrilando.

Elías, por ejemplo, tiene sed permanente pero solo de agua en movimiento. Teo era igual. Canillas abiertas permanentemente.

Papino, en cambio, le gusta el agua quieta pero solo la toma de un vaso.

Ni hablar de otros felinos con gustos mas exóticos:



Tuki encontró este video de un gatito que se parece mucho a Elías en su obsesión por el agua corriente, pero no tanto en su convicción y entrega absoluta a la causa.



Debe ser un gato francés.

2 comentarios:

  1. Aparte, es físicamente parecido a Elías.
    Menos lindo, pero parecido.

    ResponderEliminar
  2. Profe...Ud. esta enamorado del gato..!!

    ResponderEliminar