31 de octubre de 2012

Repelente natural para gatito


El pequeño spock no para de crecer, ni de morder. Especialmente las manos y los pies, especialmente a los humanos que estan intensamente tratando de ignorarlo (especialmente los humanos dormidos o tratando de dormir)

Descubrí de casualidad que al pequeño zorrito no le gusta el olor a lavanda. Uso un aceite esencial en las muñecas a la noche, y las mordidas nocturnas se reducen bastante. La internete que todo lo sabe confirma que a los felinos no les gusta la lavanda, aunque no se sabe por qué

Lamentablemente, el efecto dura solo unas horas asi que a la mañana la guerra empieza de nuevo.

Porque efectivamente, no hay botón de snooze en un gato que quiere desayunar. Ni hace falta poner despertador...


No hay comentarios:

Publicar un comentario